Sacar más partido a las pasarelas de pago